Misión y filosofía educativa

Misión



vasco-pintura



Formar Personas de manera integral, inspirados en el Humanismo Católico de Don Vasco de Quiroga, para que sean Agentes de Cambio Comprometidos con el Bien Común de la Sociedad.

Buscamos formar líderes éticos, comprometidos con el Bien Común.

Promovemos la educación, la investigación y la diseminación de la cultura y el conocimiento para satisfacer las necesidades de la sociedad.



Filosofía educativa:




Vasco-Quiroga-112


Don Vasco de Quiroga es nuestro fundador espiritual, tanto en su persona, su vida, su obra, así como en los valores que encarnó, ya que como seglar y obispo se consagró en cuerpo y alma a la plenitud del ser humano y al mejoramiento de ls estructuras sociales. Con sus pueblos-hospitales pretendía fundar una comunidad donde no sólo se enseñara al hombre a profesar el cristianismo, sino a transformarse en un miembro útil de la sociedad.

Don Vasco de Quiroga desplegó una labor de promoción humana integral, centrada en los principios cristianos. Supo crear las condiciones y las instituciones para que, en un ambiente propicio, las personas, especialmente las más desprotegidas, lograran perfeccionar sus capacidades individuales a través del trabajo honesto, creativo y organizado (manual, intelectual o artístico), visto como un medio de dignificación humana y no de explotación.

Inspirados en la obra de Don Vasco, en Quiroga adoptamos los siguientes principios educativos:

  • Una Educación Centrada en la Persona: El ser humano, con todas sus dimensiones, aspira a su realización mediante su promoción integral. Desarrollo humano integral: todo lo que hace la persona contribuye a su desarrollo y debe ser considerado en su educación. Por lo tanto, Quiroga College prioriza el desarrollo de todas las personas que integran su comunidad, no sólo los estudiantes, sino también los docentes y el personal operativo y administrativo.
  • Orientación del ser humano hacia Dios: Para Don Vasco de Quiroga no se trataba solamente de construir una sociedad en la que, instalados, permitiera a las personas vivir cómodamente y sin preocupaciones. Para Don Vasco –según la visión cristiana de la vida– el hombre era un peregrino permanente hacia la casa del Padre. Por ello, se trata de formar no sólo buenos ciudadanos para la sociedad terrena, sino ante todo, “Cristianos a las derechas” que busquen y logren con su vida la salvación eterna.
  • Compromiso y defensa de la verdad: La verdad, descubierta por la inteligencia, se convierte en un bien apetecido por la voluntad, en belleza disfrutada por los sentidos y el espíritu, en justicia si se anhela su vivencia. Hombre de una sola pieza, Don Vasco no rehúye a la verdad, no la teme, quiere que se muestre con meridiana claridad, aunque lastime a los cobardes y a los débiles.
  • El Compromiso Social: Don Vasco vislumbra que no basta la recta conciencia, no basta con incubar nobles y verdaderas ideas, estas tienen que dar fruto y proyectarse en lo social. Sus pueblos-hospitales son un intento de proyectar y concretar lo que él piensa de la sociedad: una comunidad de seres humanos que colaboren mutuamente para el bien común, que se esfuercen con su trabajo y con su vida en producir los bienes (materiales, culturales, espirituales) que todos necesitamos.
  • Por ello, Quiroga College no puede ser una torre de marfil o un oasis de egoísmo, sino la comunidad humana en cuyas aulas se forman los líderes sociales que, conocedores de la problemática social, sepan dar las auténticas soluciones a los problemas humanos, soluciones llenas de ingenio y creatividad conformes a la dignidad humana y al Evangelio de Cristo. Ante el avance de la cultura de la muerte, necesitamos universitarios que se comprometan en la construcción de la civilización del AMOR

Líneas estratégicas:



1.- Fidelidad a nuestro ser de Universidad Cristiano – Católica: De acuerdo a la Constitución Apostólica sobre universidades católicas, Ex Corde Ecclessiae, “la Universidad Católica, en cuanto universidad, es una comunidad académica, que, de modo riguroso y crítico, contribuye a la tutela y desarrollo de la dignidad humana y de la herencia cultural mediante la investigación, la enseñanza y los diversos servicios ofrecidos a las comunidades locales, nacionales e internacionales… La Universidad Católica tiene las siguientes características: una inspiración cristiana por parte, no sólo de cada miembro, sino también de la comunidad universitaria como tal; una reflexión continua a la luz de la fe católica, sobre el creciente tesoro del saber humano, al que trata de ofrecer una contribución con las propias investigaciones; la fidelidad al mensaje cristiano tal como es presentado por la Iglesia; el esfuerzo institucional al servicio del pueblo de Dios y de la familia humana en su itinerario hacia aquel objetivo trascendente que da sentido a la vida”.

2. Cultura institucional de calidad: Consideramos la calidad académica y formativa, la difusión de la cultura, la investigación, la vinculación social, administrativa y de servicios, como prioridad fundamental y la entendemos como el esfuerzo permanente de actualización del saber, de la cultura y de la pedagogía. Con esto intentamos responder al anhelo de perfección implícito en la naturaleza humana.

3. Educación para gestar el Bien Común: En su actividad cotidiana, la Universidad Vasco de Quiroga busca formar personas capaces de llevar a cabo las verdaderas soluciones a los problemas que aquejan a la sociedad, a través de una excelente preparación profesional y un alto espíritu de servicio. Por ello, buscamos que los docentes, alumnos y comunidad universitaria cuenten con el conocimiento y la sensibilización acerca de los problemas sociales, económicos y políticos de nuestra patria y, así, crear en ellos conciencia de sus responsabilidades en la promoción del bien común. Promovemos su participación en el servicio social, el cual es una oportunidad de lograr una actitud comprometida en la búsqueda de soluciones.



Valores:



Los valores son cualidades inherentes a los seres y los llevan a su desarrollo más pleno, en función de su esencia. En el caso del ser humano, lo perfeccionan en cualquiera de los niveles que lo constituyen como persona humana.

El valor es una noción que parte de la consideración del bien. El bien, a su vez, se relaciona con la esencia de las cosas. Dicho de otro modo, todas las cosas son buenas por el hecho de ser, y porque son buenas, son valiosas. El valor es objetivo porque existe, independientemente de que el hombre lo aprecie o no. De esta manera se fundamenta la objetividad de los valores. 

Sin embargo, desde otros puntos de vista, los valores poseen también un carácter subjetivo. Algo puede tener un valor moral, pero si el sujeto no lo aprecia como valioso, no lo asumirá para sí ni tratará de obtenerlo o defenderlo. Por tanto, la jerarquía de valores que cada persona elige como guía de su conducta, denota una forma particular de comprender el mundo y determina las actitudes personales ante la realidad. Cuando el valor vivido se hace costumbre, forma natural de actuación, entonces pasa a la categoría de “virtud”.

Quiroga College asume los siguientes valores:

Amor: Valor supremo, origen, fin y síntesis de todos los bienes y valores. El amor profesado a Dios es una virtud teologal, infundida por Dios en el bautismo y por la cual podemos responder al amor gratuito y eterno de Dios. En el plano humano, el amor es la decisión libre y voluntaria de hacer el bien al otro, empeñando la propia vida en ello.

Verdad: Es la adecuación de la inteligencia con la realidad. Cuando la inteligencia conoce algo como es, entonces está en la verdad. Esta se constituye en la aspiración suprema de la inteligencia humana en su actividad científica, filosófica y teológica, y nos permite dar razón y sentido del universo y de nosotros mismos. La verdad nos hace libres porque al conocer las cosas como son, la voluntad puede decidir respecto a ellas con mayor plenitud al no estar sojuzgada por el error.

Bien: El bien es la misma naturaleza de los entes (lo que existe o es). Al conocer la realidad ontológica de los seres, estamos en la verdad y al ser apetecida o querida por la voluntad es el bien. Lo primero se da en el plano ontológico y lo segundo en el plano moral. Para hacer el bien en el ámbito ético o moral es necesario conocer la naturaleza de los seres y obrar conforme a ella, lo cual perfecciona tanto al que actúa como a la naturaleza sobre la que se actúa, ya que se respeta el plan de Dios expresado en la naturaleza de su creación. Hacer el bien siempre y a todos es el medio fundamental de perfeccionarnos.

Libertad: Es la capacidad de la voluntad de tomar decisiones respecto a las diversas opciones que le plantea la inteligencia. Con plena libertad hemos de tomar las decisiones individuales y comunitarias con el fin de lograr los bienes y las virtudes que nos lleven a la perfección propia y al cumplimiento de nuestra misión.

Dignidad Humana: Por ser persona, creado a imagen y semejanza de Dios, el ser humano posee un valor propio e intrínseco, no condicionado a ningún criterio social, económico, racial o político. Por su origen y destino trascendente, la persona humana es lo más valioso de la creación y debe ser considerada siempre como un fin, nunca como un instrumento. En este reconocimiento de cada ser humano como persona e hijo de Dios, se fundamenta el quehacer educativo, que tiene como propósito lograr el mejor ser humano que en cada uno es posible, respetando siempre su libertad y dignidad de persona.

Solidaridad: Es el vínculo interpersonal que genera una responsabilidad recíproca para el logro del fin común. La auténtica solidaridad no sustituye a las personas y grupos, pero sí nos permite proporcionarle los medios para que alcance sus propósitos de desarrollo y perfección. La solidaridad fortalece a la sociedad porque crea lazos de fraternidad entre sus miembros. Quiroga College, para ser fiel a la vida y obra de Don Vasco de Quiroga, hace suyo este valor.

Congruencia: Consiste, ante todo, en la coherencia entre el pensar y el actuar, entre lo que se dice y se hace. Se realiza y testimonia en la plena unidad en la vida entre el discurso y los hechos concretos, es decir, ser de una pieza, sin hipocresías ni engaños. En la congruencia hemos de ajustar nuestra persona, nuestros actos individuales, estructuras institucionales, decisiones, actividades, planes de estudio, proyectos, planeación y todo el ser del Quiroga College a la consecución de nuestra misión y, por ende, a nuestro fin último trascendente: Dios conocido y amado.



Conclusión



En Quiroga College afirmamos que las personas en la actualidad, lo mismo hoy que en el pasado, necesitan testigos más que ideas. Nuestros tiempos demandan hombres y mujeres que sean la encarnación de valores eternos y trascendentes, que sean faros que inspiren la acción humana. De esta manera, toda la comunidad del Quiroga College toma como modelo la vida y obra de Don Vasco de Quiroga para que le ayude a dar sentido a sus vidas y a su labor educativa.

Así, Quiroga College reitera su compromiso de formar a hombres y mujeres para que potencien sus competencias profesionales con los más altos valores humanos en sus actividades cotidianas. Ese esfuerzo será guiado por el ejemplo de Don Vasco de Quiroga, civilizador, educador, evangelizador y humanista, que con su ejemplo mostró un camino de justicia, paz, progreso y desarrollo. Seguimos su camino para cumplir con nuestra misión.

 

 

Mantente conectado

Vida universitaria

CONTÁCTENOS

Dirección

2114 W 22nd Pl. Chicago. IL 60608

Contacto

Teléfono

(773) 523 2440

 

 

Log in